Blog GLAC

Motocicletas robadas aumentan homicidios en la CDMX, Puebla, Baja California, Tabasco y Veracruz

La circulación de motocicletas robadas incrementa el riesgo de que sean utilizadas en homicidios dolosos en los estados de Baja California, Puebla, Tabasco, Veracruz y en la Ciudad de México en 2019, reveló un estudio de GLAC Consulting.

En una sola semana del 25 de noviembre al 2 de diciembre pasado, les arrebataron la vida a Abril Pérez Saigón, Brian del Prado y al médico boliviano Henry Juver Vergara. Estos homicidios tuvieron en común que los “motosicarios” viajaban a bordo de motocicletas y les dispararon con armas de fuego.

Entre el año 2015 y lo que se lleva de 2019, la  correlación (asociación matemática) entre el robo de motocicletas y homicidio doloso en el país, fue de 0.99 (asociación alta). Esto se traduce en que la libre circulación de una motocicleta robada implica una alta probabilidad de que sea usada en un homicidio.

Las entidades que presentaron la asociación más alta entre ambos delitos en este año fueron Baja California (0.95), Puebla (0.87), Tabasco (0.87), Veracruz (0.82) y la Ciudad de México (0.82).

 

 

Las víctimas de homicidio doloso aumentaron 2.2% a nivel nacional durante los primeros 10 meses de 2019 respecto del mismo periodo del año anterior, mientras que el robo de motocicletas lo hizo en 0.7%, según las denuncias hechas ante el Ministerio Público registradas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y analizadas por GLAC Consulting.

 

 

En México el homicidio doloso se comenzó a registrar sistemáticamente a partir de 1997. De 2000 a 2005 se contabilizó una disminución de este delito. Entre 2007 y 2011 los homicidios dolosos se incrementaron  con un punto de inflexión en 2011 con tendencia a la baja. Entre 2015 y 2018 los homicidios dolosos aumentaron nuevamente.

En 2015, el país registró  una tasa de 14.1 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes. El robo de motocicletas se incrementó a partir de ese año, registró 13.3 delitos por cada 100 mil habitantes. Entre 2015 y lo que va de 2019 la correlación entre ambos delitos fue de 0.99, por lo que es el periodo en que hubo mayor asociación entre ambas variables.

En 2018 el homicidio doloso alcanzó su máximo histórico desde el año 2000.

 

 

El robo de motocicletas, el cual comenzó a medirse en 2015, alcanzó su máximo histórico el año pasado.

Tabasco: En junio de este año destacó el asesinato de la periodista Norma Sarabia, corresponsal de Tabasco Hoy en el municipio de Huimanguillo. Según el diario local en el que colaboraba, dos sujetos a borde de una motocicleta le dispararon en varias ocasiones cuando Sarabia intentaba ingresar a su domicilio.

Veracruz: En agosto de este año, dos personas armadas que iban a bordo de una motocicleta ejecutaron a un hombre de entre 40 y 45 años mientras conducía su vehículo Nissan entre las calles 11 y 14 del municipio de Córdoba.

Puebla: A mediados de octubre, dos personas a bordo de una moto asesinaron al conductor de un Volkswagen en la Colonia La Hacienda.

El robo de motocicletas ha aumentado desde que comenzó a registrarse en 2015. Este incremento se dio a la par del aumento de los homicidios dolosos. La tendencia es que para cierre de este año continúe el alza de ambos delitos.