Blog GLAC

RADIOGRAFÍA: incidencia de fraude impacta los créditos personales en Quintana Roo

ÍNDICE GLAC

Quintana Roo

Indicador: Fraude y créditos personales

El fraude es uno de los delitos que más afecta la relación entre las instituciones bancarias y las personas que solicitan recursos, independientemente si es para consumo o aprovechar alguna oportunidad personal de inversión. Éste ilícito propicia una menor liquidez y un impacto negativo en el consumo, lo que afecta el desarrollo económico de una entidad.

Eficiencia del Indicador

Quintana Roo registró su peor desempeño en el 2012, cuando registró 116 casos de fraude por cada 100 mil habitantes y 735 créditos personales por cada 10 mil adultos.

En 2016 reportó su mejor eficiencia con 43 casos de fraude y 1,102 créditos.

En 2017 la entidad registró un incremento en la variable de fraude con 60 casos por cada 100 mil habitantes y otro marginal en el número de créditos personales otorgados con 1,040 por cada 10 mil adultos.

El cálculo de la correlación entre las variables de fraude y créditos personales otorgados, generó los siguientes resultados:

Correlación histórica: -0.81

La correlación histórica de los últimos 6 años entre ambas variables en Quintana Roo fue de -0.81 (asociación alta), lo que indica que el aumento en la incidencia de este delito ha estado acompañado de una menor cantidad de créditos personales otorgados. Lo que impacta negativamente la imagen de una entidad que vive mayormente del turismo internacional.

Correlación nacional: -0.25

A nivel nacional, durante 2017 la correlación entre el fraude y los créditos personales fue de -0.25 (asociación baja), lo cual significa que en el resto de las entidades del país, la confianza de la banca comercial para ofrecer más créditos y la demanda de los consumidores, son impactadas además por otros factores.

En el mismo año, el país registró una media de 51.4 casos de fraude por cada 100 mil habitantes y 1,259 créditos personales por cada 10 mil adultos. Quintana Roo reportó peores valores en ambas variables.

Entre enero y septiembre de 2018 el estado reportó 60.7 casos de fraude por cada 100 mil habitantes, lo que representó un 52% de incremento respecto al mismo periodo del año anterior; e igualó a la reportada en todo el 2017.

En cuanto a los crédito personales, la entidad registró 1,000 vigentes entre enero y marzo de 2018, lo que representó 4.4% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Lo anterior ubicó a Quintana Roo en el lugar 27 a nivel nacional en el ranking del indicador, mientras que entre las entidades con un peor desempeño destacaron:

  • Baja California Sur con 78.6 casos de fraude por cada 100 mil habitantes y un promedio de 985 créditos personales por cada 10 mil adultos.
  • Colima con 139 casos de fraude y 1056 créditos personales.

 

En este contexto, destacó que al cierre de agosto de este año, la inversión destinada para el otorgamiento de crédito hipotecario en Quintana Roo creció marginalmente en comparación con los primeros ocho meses del 2017, convirtiendo éste tipo de financiamiento en uno de los principales para la entidad.

Al respecto, sobresalió la exigencia en Playa del Carmen por parte de la organización llamada “Asociación de Vecinos Unidos en Contra de las Hipotecarias Corruptas”, que solicitan la intervención del gobierno municipal para regular a hipotecarias y Sofoles que tras otorgar créditos para la adquisición de viviendas de interés social, realizan acciones fraudulentas al no respetar su precio original, aumentando hasta tres veces su valor, lo que resulta en montos de pago insostenibles para los deudores que se ven forzados a perder su patrimonio e inversión.

Tendencia semanal Índice GLAC:

5 al 11 de noviembre

En la medición de Seguridad con Bienestar de la semana 45 (5 al 11 de noviembre), el estado de Quintana Roo registró un descenso que lo ubicó en el lugar 15 del ranking nacional del Índice GLAC y se mantuvo en el rango de Seguridad moderada con Estabilidad limitada, con un valor de 0.05 Unidades del Índice GLAC (UIG).

El desempeño de los 3 sectores que componen el Índice GLAC registró valores diferenciados. Negativos en los rubros Político-Social y Económico-Financiero, en los que se colocó en las posiciones 20 y 9 a nivel nacional respectivamente; positivos en materia de Seguridad-Justicia, lo cual no fue suficiente para salir de los 10 últimos, al ubicarse en la posición 25.