Fuente: El País
Ubicación: Colombia

La policía antinarcóticos colombiana halló escondido en un río en el suroeste del país un moderno sumergible con capacidad para transportar unas siete toneladas de cocaína.

El general José Mendoza, director de la división antidrogas, dijo el miércoles en rueda de prensa que “se encontró escondido en una parte del río Patía, cerca de Tumaco” y explicó que el aparato “es muy sofisticado ya que tiene un diseño aerodinámico diferente a los encontrados anteriormente y con capacidad para trasladar en su interior más de siete toneladas de cocaína”.

Añadió que además de la carga “tenía espacio para llevar en su interior a cuatro tripulantes”. El sumergible, indicó, tiene 15 metros de largo, tres de ancho y dos de alto y alcanzaría un valor aproximado de dos millones de dólares.

Mendoza dirigió la operación que duró más de cuatro días y que involucró a unos 30 agentes que debieron internarse en la jungla.

Según el jefe policial el hallazgo se produjo el lunes y no detenciones. Agregó que la cocaína pertenece a un grupo de narcotraficantes independientes que opera en esa región.

“Cerca de donde encontramos esta embarcación había un taller de ingeniería y presumimos que este semisumergible fue construido aquí en la zona” y “estaba listo para llevar cocaína, especialmente en la ruta de Centroamérica a México”.


IMPACTO SECTORIAL


Sector Seguridad-Justicia

La intensión de los carteles no cambia a lo largo de la historia, eludir los cada vez más estrictos controles de vigilancia en las fronteras los ha llevado a idear métodos ingeniosos para traficar la droga con el fin de abastecer su mercado.
Entre los métodos más extravagantes para traficar destacan; la cocaína liquida la cual es mezclada con diversos disolventes que se puedan separar fácilmente, drones y aviones ultraligeros ya que son difíciles de detectar por los radares, y esta última que requiere un poder adquisitivo mayor pero a su vez representa un mayor nivel de trasportación, submarinos caseros y semi-industriales, lo que obliga a las autoridades a mejorar las labores de inteligencia en el combate contra la delincuencia organizada y el narcotráfico.

Sector Político-Social

Recientemente autoridades estadounidenses alertaron sobre el incremento de la producción de cocaína en Colombia y el consecuente aumento del tráfico. Calculan que la producción se incrementó 136% entre 2013 y 2016, como consecuencia de la concentración del Gobierno de Juan Manuel Santos en los esfuerzos de negociación de la paz y desarme con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. En este sentido, el Presidente Trump advirtió, como medida disuasoria en contra de la incorporación de las FARC al sistema político, que sería reconsiderado el estatus de aliado del que goza la nación sudamericana en el combate al narcotráfico, por los pobres resultados mostrados recientemente, así mismo, recordó que el 90% de la cocaína que se comercializa en Estados Unidos proviene de Colombia.

Sector Económico-Financiero

La actuación del Gobierno colombiano en seguridad, podría ser una estrategia para incrementar la calificación de riesgo en los bonos soberanos que emite dicho país, debido a que la calificadora Moody´s advirtió que la calificación crediticia de Colombia podría disminuir a grado negativo debido al problema de inseguridad y falta de credibilidad en las autoridades colombianas; actualmente cuenta con una calificación Baa2, lo cual significa que las inversiones en dicho país cuentan con un moderado riesgo y los elementos de protección pueden ser poco fiables, por lo tanto las acciones de Colombia para reducir la inseguridad y atacar directamente al narcotráfico podrían incrementar la credibilidad de sus gobernantes y por ende mantener o mejorar la calificación crediticia.