Fuente: Excelsior
Ubicación: México cancún

Ubicada al norte del estado de Quintana Roo, Yum Balam es el claro ejemplo de un Área Natural Protegida (ANP) de papel, que ante el vacío de autoridad, rápidamente se está convirtiendo en un paraíso de concreto, donde por todos lados y a toda hora, se ven albañiles trabajando.

Creada el 6 de junio de 1994 por decreto presidencial, Yum Balam carece de un Programa de Manejo con reglas claras sobre lo que tienen permitido hacer los dueños de las tierras, a pesar de que el reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) establece un plazo máximo de 365 días para la publicación de este instrumento de planeación y regulación, que en este caso tiene 23 años de retraso

La oficina regional de la Profepa y la Conanp, inaugurada en Holbox hace exactamente un año, “para atender de manera oportuna la problemática ambiental y contener la degradación de los recursos naturales de la zona”, dotada con cuatro inspectores federales e igual número de cuatrimotos, hoy se encuentra cerrada, abandonada y con candados en las puertas.

Ignacio Cáceres, ejidatario de Chiquilá, acusó a la Conanp de seguir entregando permisos para el nado con tiburón ballena a particulares y recomendados, lo que representa un peligro para la especie protegida por la saturación de embarcaciones.


IMPACTO SECTORIAL


Sector Seguridad-Justicia

Esta situación repercute de forma negativa en la percepción de transparencia de las autoridades correspondientes, así como en la percepción de impunidad de los delitos ambientales. Esto debido a que la construcción irregular de obras ha impactado de forma desfavorable en los ecosistemas de la zona y quebrantando varias leyes que pretenden preservarlos. Igualmente, la ausencia de los oficiales de la Conapesc, el otorgamiento indiscriminado de permisos para la construcción y las vedas, han disminuido la presencia de varias especies tales como las tortugas marinas, el cocodrilo y el manatí.
En un corto plazo se podrían esperan protestas y manifestaciones por parte de grupos ambientalistas, en favor de las especies afectadas.


Sector Político-Social

El vacío legal y la falta de capacidad de la autoridad ambiental a nivel municipal, estatal y federal, para prevenir y sancionar estos ilícitos han permitido que algunas áreas naturales protegidas sean invadidas por grandes empresas inmobiliarias y asentamientos irregulares los cuales han contribuido al deterioro y, en muchos casos, a la pérdida irreparable de las especies endémicas de dichos ecosistemas; además de poner a la población en situación de riesgo y vulnerabilidad por la insustentabilidad de las zonas habitadas, en perjuicio del ambiente y de su patrimonio; además, estos hechos pueden propiciar la ampliación de la problemática ambiental a otras zonas del país.


Sector Económico-Financiero

Este hecho podría generar que en el mediano plazo se observe una disminución en la afluencia turística en la Isla Holbox, ya que al tratarse de una zona ecoturística, las obras de construcción de infraestructura económica limitarían esta actividad, por lo que visitantes nacionales como extranjeros podrían decidir trasladarse a otras zonas como las del sureste del país para realizar este tipo de actividades. Por otra parte, podría observarse una mayor capacidad hotelera a largo plazo, ya que la construcción del Maya Sunset en la zona incrementaría el número de cuartos para hospedaje; hasta agosto de 2017, la Asociación de Hoteleros de Holbox señaló que en la isla se cuentan con 890 habitaciones para los turistas.